Jesús Moreno, técnico relojero

relojero

Hola, soy Jesús vivo en Cádiz y me encantan los relojes, estoy aquí para cuidar del tuyo. Llevo veinte años trabajando sin pausa en el sector joyero y relojero.

Me formé en Madrid y Barcelona, obteniendo diversos aprendizajes, entre los que se encuentra el certificado de técnicas de reparación y mantenimiento de relojes cronógrafos mecánicos. A parte de esto, frecuentemente sigo viajando, investigando y estudiando sobre relojes para seguir descubriendo sus técnicas de reparación.

He tenido que trabajar duro, y lo sigo haciendo, para poder ofrecerte una reparación de calidad. Con mis reparaciones y restauraciones durante estos años he ayudado a muchas personas a recuperar su reloj. Cuando llega un reloj parado a mis manos siento la responsabilidad de devolverlo a la vida. 

Para mí, un reloj no es solo una posesión material, también son recuerdos, anécdotas y vivencias de tiempos pasados, eso es lo que me gusta rescatar en una reparación. 

Como relojero, ¿en qué te puedo ayudar?

A mí me gustan los relojes igual que a ti y siempre los trato con especial admiración y cuidado. No me gusta la frase “no se puede reparar”, por eso siempre hago lo imposible por buscar la forma de hacerlo, o encontrar esa pieza que ya no se encuentra. 

Los ejemplos de mis trabajos bien terminados son la mejor prueba de mi labor y son los que han hecho posible que cada vez más, tanto personas particulares como joyerías y relojerías, contacten conmigo confiando en mí sus trabajos para reparar su reloj. Te dejo dos artículos para que veas unos ejemplos o entra aquí para ver mis principales trabajos.

Conoce el laboratório de Relotecnic

Estas son algunas de mis herramientas de laboratorio. Son las que utilizo para reparar tu reloj. Todas de precisión suiza o alemana, para poder ofrecerte la mejor reparación. 

Mi reloj está parado,¿merece la pena repararlo?

Puede que lo que necesites sea simplemente cambiar una batería de tu nuevo reloj o quizás estés pensando en restaurar un reloj familiar de 1950. El valor de tu reloj está en lo que significa para ti, no es cuestión de marca. En cualquier caso, si es importante repararlo para ti, también lo es para mí y estoy preparado para hacerlo. 

Vivimos en un mundo conectado

Sé que en muchas ocasiones es difícil encontrar un relojero cerca de casa. En la mayoría de los casos, cuando lo encuentras, tienes que desplazarte y perder tiempo, conmigo eso no pasa. 

No importa de dónde seas, tengo un servicio de recogida y entrega que hace que para ti sea fácil enviarme tu reloj. Simplemente envíamelo a mi taller en Cádiz y cuando esté listo lo recibes en casa. Escríbeme en contacto y te cuento como lo hago, yo me encargo de todo.

También me ofrezco durante la reparación a enviarte fotos del proceso, para que puedas estar al tanto de los avances de la reparación de tu reloj.

Si has llegado hasta aquí queriendo saber un poco más de mí te cuento mi parte más personal.

Creo mucho en la perseverancia y pienso que el optimismo es una actitud ganadora. A parte de los relojes me gusta la tecnología, los idiomas, los viajes, la fotografía, el diseño, la arquitectura, las antigüedades, el coleccionismo, la música, bailar y sobre todo conocer gente nueva. Parecen ser cosas muy diferentes entre sí, pero todo ese conjunto es lo que me hace ser quién soy a día de hoy.

Nací en el año 1983, desde muy pequeño sentía un especial interés por las monedas antiguas, aunque también por desmontar juguetes para ver “como funcionaban por dentro”. Creo que es de ahí donde viene la devoción por reparar relojes. 

Siempre he estado reparando cualquier cosa estropeada, ya que mis primeros estudios fueron de formación profesional en electrónica. Desde muy joven he estado desmontando tapas de televisores con tubo de imagen, altavoces, mecanismos de videos VHS o cabezales de cintas de cassette, que tiempos aquellos…

La música siempre me acompaña en los trabajos de taller, pues siempre encuentro la concentración con los clásicos de Frank Sinatra, Tom Jones o Stevie Wonder. 

Me encanta como avanza la tecnología. Como te conté más arriba, utilizo mucho las ventajas de los nuevos dispositivos para comunicarme o para reparar los relojes, aunque sigo pensando que el lugar que ocupa un reloj vintage con su belleza, elegancia y buenas vibraciones, no lo puede ocupar ningún aparato moderno. Antes se hacían las cosas más tranquilas, más a conciencia, con más tiempo.

Gracias por leer hasta este último párrafo, espero que pronto estemos en contacto. Si estás pensando en reparar algún reloj, pero no sabes cuánto puede costar o cómo lo puedes hacer, déjame aquí abajo tu mensaje, lo recibiré enseguida y lo hablamos. 

Un saludo, Jesús.

    Tu nombre (requerido)

    Tu Email (requerido)

    Asunto

    Tu Mensaje