Reparación de relojes mecánicos, así lo hago

En este artículo quiero mostrarte cuál es el proceso que sigo en la reparación de relojes mecánicos y su mantenimiento periódico. Este proceso lo hago por igual tanto para relojes de cuerda manual, como relojes mecánicos.

¿Por qué hacerle un mantenimiento o reparación a los de relojes mecánicos?

En un reloj mecánico todas las piezas que forman parte del movimiento, están continuamente sometidas a un desgaste intenso. Por eso la falta de mantenimiento periódico recomendado, hace que los lubricantes resecos a lo largo de los años, junto con los desgastes que ello ocasiona, tenga como consecuencia la parada total del reloj.

Es habitual ver relojes mecánicos que no están revisados desde hace más de quince años, cuando yo lo recomiendo hacer cada cinco. No hacerlo, puede ocasionar bloqueos en ruedas, acumulación de óxido y otros factores que pueden ocasionar en un futuro averías caras de reparar. 

¿ En qué consiste el funcionamiento de un reloj mecánico ? 

Los primeros relojes mecánicos de pulsera se fabricaron en el siglo XIX y hasta nuestros días el funcionamiento no ha cambiado en mucho. El reloj mecánico, a diferencia de los relojes de cuarzo, no necesita energía eléctrica para funcionar. 

Te lo resumo brevemente:

El reloj mecánico obtiene su energía de un muelle enrollado dentro de un cubilete. Este muelle se le conoce como muelle real y ejerce su fuerza sobre un conjunto de ruedas dentadas, que se le conoce como tren de rodaje. Las agujas están directamente acopladas al tren de rodaje, así es como podemos ver la hora. 

Muelle real reloj mecánico

Muelle real enrollado dentro del cubilete

Muelle real abierto reloj

Muelle real desplegado fuera del cubilete

El muelle real se recarga de dos maneras depende del tipo de reloj: 

Reloj de carga manual:

Con la acción de dar vueltas manualmente a la corona del reloj. Cuando lo hacemos completamente, notaremos que ya no podemos seguir dando cuerda. Es muy importante no forzar la cuerda al final del recorrido, hacerlo podría dañar el reloj.

Reloj mecánico automático: 

En este caso, la recarga no la hacemos directamente como en el reloj de cuerda manual. Una masa oscilante se encarga de girar siguiendo los movimientos de nuestro brazo, haciendo recargar el muelle real automáticamente. En este caso se puede decir, que nuestro movimiento es la fuente de energía del reloj.

Lo que te he explicado en este apartado es un resumen muy corto y simple comparado con la complicación real que tiene un movimiento mecánico. Si quieres saber más sobre su funcionamiento, al final de este articulo te dejo un enlace, en el que podrás profundizar más en la lectura del funcionamiento de un reloj mecánico.

Servicio de reparación y mantenimiento del reloj mecánico

Ya hemos visto como funciona, ahora te muestro como hago el mantenimiento y reparación de relojes mecánicos. Lo primero que tenemos que hacer es sacar el movimiento de su caja. Luego desmontar esfera y agujas y ya lo tendremos listo para empezar a desmontarlo para su posterior limpieza.

reparación de relojes mecánicos

Luego con extremo cuidado vamos desmontando todas las piezas una a una. 

reparación de relojes mecánicos

En esta foto podemos ver la suciedad de este calibre, en ese estado era imposible que el reloj diera buena marcha. 

reparación de relojes mecánicos

En algunas ocasiones, cuando abro la tapa de un reloj, me encuentro con sorpresas como esta, donde el óxido ha dañado todo el mecanismo.

Reloj oxidado

El arreglo, limpieza y lubricación en la reparación de relojes mecánicos

Para la limpieza en la reparación de relojes mecánicos utilizo un robot rotativo, que a través de varias etapas de limpiado y secado con detergentes especiales de relojería hace que las piezas queden tan limpias que parecen recién salidas de fábrica.

Una vez lo tenemos limpio y desengrasado, ahora es el momento de observar todas las piezas antes de montarlo. No solo se trata de limpiar, también tenemos que observar y reparar las posibles piezas rotas o desgastadas. Te muestro una foto donde puedes ver como a esta rueda le faltan varios dientes, suficiente para que el reloj no funcione.

Rueda de reloj rota

En los relojes mecánicos – siempre lubricantes de calidad

En este proceso solo utilizo aceites fabricados en Suiza. De nada sirve que el movimiento esté limpio si luego no se lubrica de nuevo con los aceites adecuados para cada movimiento. Cada parte del reloj lleva un lubricante diferente, cada lubricante su densidad, cada uno cumple su función. Para proceder a su lubricación sigo las instrucciones recomendadas por cada fabricante.

aceites de relojeria

Hay que tener especial cuidado con la lubricación de los rubís que tienen los relojes en su interior. Son muy resistentes al desgaste y se colocan en los puntos de mayor rozamiento. Por eso, es de suma importancia lubricarlo de manera exacta, por ser la parte que más sufre el desgaste con el paso del tiempo dentro del reloj.

rubis reloj mecanico

Aquí puedes ver como queda un movimiento limpio después de haber pasado por el proceso de mantenimiento y lubricado.

reloj funcionando

En toda reparación de relojes mecánicos el test final es imprescindible

Por último, una vez que volvemos a tener el reloj montado, lo sometemos a pruebas  de marcha en el cronocomparador. Este aparato de gran precisión escucha el “tic tac” del reloj y nos calcula a través de su sonido cuál es la desviación que tendrá en 24 horas, entre otros parámetros técnicos.

En el caso que no sean los correctos, tendremos que hacer los ajustes necesarios hasta que los valores sean los óptimos para el funcionamiento del reloj mecánico.

Hay que tener en cuenta que los relojes mecánicos siempre tendrán una desviación de varios segundos al día dependiendo del modelo o el estado de desgaste de sus piezas, sobre todo en relojes antiguos. Los relojes mecánicos no son tan exactos como los de cuarzo, pero gracias al avance que supone utilizar esta tecnología de medición, nos aseguramos que el reloj mecánico dé la hora correctamente.

cronocomparador relojes

A parte de esto, para completar este servicio si se trata de un reloj sumergible, también es recomendable hacerle un test de hermetismo. Si quieres saber más, entra en este enlace donde te muestro en qué consiste el hermetismo en el reloj sumergible 

Para finalizar le damos unas vueltas

Una vez nos aseguramos que el reloj funciona correctamente y ha pasado todas las pruebas de control, montamos el movimiento en su caja y lo ponemos en un soporte giratorio en observación, como mínimo 24 horas. 

Esta máquina simula los movimientos reales que el reloj puede encontrar luego en su día a día. De esta manera me aseguro que cuando tu reloj esté en tu muñeca, ya ha pasado por un control de calidad y un rodaje antes de entregártelo.

Resultados del trabajo

Todo trabajo duro tiene su recompensa, así quedaron estos dos relojes una vez reparados.

En resumen, ¿cuáles son las partes fundamentales en un trabajo de reparación de relojes mecánicos?

  • Desmonte total del reloj pieza a pieza
  • Pasar por un proceso de limpieza
  • Montaje y sustitución con repuestos nuevos si es necesario
  • Lubricación con aceites especiales
  • Tests, control y rectificación del estado de marcha
  • Observación de la marcha al menos 24 horas

Si tienes un reloj mecánico que reparar o te surge alguna consulta, escríbeme en este formulario y contactaré contigo a la mayor brevedad posible.

Tu nombre (requerido)

Tu Email (requerido)

Asunto

Tu Mensaje

Te dejo aquí el enlace, que te comente antes en el que habla en profundidad del funcionamiento del reloj mecánico.